^Volver arriba
Get Adobe Flash player

"El pacto"

9 años 8 meses antes #53549 por druchii7
En las tierras del este de lustria, próximo a las ruinas de la devastada ciudad de Xahuatec, un importante pozo de desove yacía erigido en el claro de la espesa y salvaje de la jungla, jungla que había sido regada siglos atrás por la sangre de muchos saurios y eslizones hasta que la vieja ciudad de Xahuatec cayó. Con la primera luz del alba un pequeño grupo de eslizones salió de la poza. Eran numerosos en la zona, que comenzaba a ser de nuevo una posición fuerte para los hombres lagartos. En unos años la zona estaría lo suficientemente poblada como para considerarse una zona segura y bajo control.
La selva oscura y espesa estaba en total silencio. Aquella mañana no se oían los pájaros, no se oían animales, a penas el errático y leve palmear de las hojas de los frondosos árboles mecidas al viento. Los eslizones no dejaban de otear el bosque, dejando notar cierto nerviosismo.
Las horas pasaban, y se acercaba el mediodía. Algunos eslizones empezaban a calmarse, mientras otros estaban aun más nerviosos que antes. Los saurios de la zona, alertados por los eslizón, se hallaban agrupados en torno al pozo de desove. En la lejanía se oían unos pasos pesados y sordos. El suelo temblaba y el temblor se acercaba, pero los eslizones, en vez de mostrarse más nervioso, parecían más tranquilos al oírlo en su lugar. Muchos de ellos se acercaron a la zona de la jungla por donde se acercaban los pasos, alejándose del pozo distraídos por la presencia de los pasos que se acercaban.
Pero al otro lado del bosque se oyó un crujido fuerte, a la vez que un par de árboles caían violentamente. Con los eslizones lejos del lindero del bosque, una enorme nube de criaturas salió del bosque a toda velocidad en dirección al pozo. Los lagartos, de forma casi unánime se giraron ante el estruendo que salía repentinamente del bosque. Muchos ya lo sabían, las aves de la jungla no guardaban silencio de esa manera sin motivo.
Moviéndose a toda velocidad, los eslizones se aproximaron a los flancos de los saurios, que habían permanecido en su sitio, y ahora se ordenaban frente al pozo. Los pasos que llevaban unos minutos oyéndose se desvelaron. El poderoso viejaestirpe dio un toque con su pata en el lomo de la criatura, y esta, emitiendo un rugido furioso empezó a correr para acercarse a sus aliados. Tras un somero vistazo hacia atrás los saurios vieron al carnosaurio acercándose a sus aliados. Al devolver la vista al frente, una enorme manada de bestias se aproximaba a la carrera, junto a un gran número de mastines y un enorme ogro dragón shaggoth, que con un segundo golpe de hacha echó abajo los últimos árboles que le bloqueaban el paso y se lanzó a la carrera.
Los eslizones prepararon sus cerbatanas y una lluvia de dardos cayó sobre los asaltantes, pero eran demasiados como para hacer daños importantes. Los mastines, adelantados, se lanzaron sobre los eslizones, pero estos, con sus mortales dardos lograron producir en ellos un gran número de bajas y rompieron la carga asustados huyendo despavoridos, pero entonces una de las criaturas hizo sonar su cuerno y por un lateral del bosque apareció una gran masa de mastines que se abalanzaron sobre los eslizones masacrándolos rabiosamente. Cerca de ellos los saurios preparaban sus escudos, sus cimitarras y sus colmillos frente a las bestias que hacia ellos se acercaban. Bestias y saurios se miraron a los ojos y se cargaron con determinación. El combate estaba muy igualado, la sangre corría a raudales. El ogro dragón shaggoth se lanzó al apoyo y con su hacha ayudó a la manada a romper un flanco de los saurios, que por aquel entonces se habían cobrado la vida de una cantidad muy grande de bestias. Al verlo el viejaestirpe dio una palmada en el lomo del carnosaurio que cargó hacia la enorme y monstruosa criatura hundiendo en ella los dientes con profundidad.
En el otro lado de la batalla, los saurios resistían impertérritos el duro embate de los gors, aunque estos últimos empezaban a vacilar, los mastines que acababan de rematar a los eslizón se lanzaron al apoyo de las manadas, pero los salvajes saurios lograron doblegarlos violentamente con velocidad, minando aún más la moral de las manadas. La bestia líder continuaba tocando el cuerno sin parar, como ordenando más ayuda, pero los mastines ya habían atacado y fracasado.
El duelo entre el viejaestirpe y el shaggoth era brutal. El carnosaurio con el hombro del ogro dragón firmemente sujeto con sus colmillos resistía a duras penas los duros golpes de hacha que recibía mientras que éste cabeceaba para evitar los fatales golpes de lanza con que el viejaesterpe buscaba sus ojos y otras partes vulnerables.
Hincando una de sus patas en el suelo, el malherido ogro dragón dio un golpe de hacha muy forzado, que alcanzó al viejaestirpe, que con el tronco casi seccionado se desplomó. El carnosaurio furioso logró desestabilizar a su presa y lo tiró al suelo ahondando las heridas. El shaggoth, mirando a la muerte a los ojos recuperó el hacha que acababa de perder y con un último embate cortó una pata al carnosaurio, que cayó, furioso, pero incapacitado. Usando su hacha como bastón, el maltrecho shaggoth empuñó su hacha con dificultad, y con un último esfuerzo hundió su hacha en el animal, que con un último aliento ensangrentado bramó por última vez y dejó de revolverse.
Pero las cosas no estaban ni mucho menos solucionadas para las bestias, los incansables saurios empezaban a acabar con las bestias, que huían despavoridas. El ogro dragón quiso lanzarse contra ellos, pero sus terribles heridas y el cansancio apenas le dejaban moverse. Entonces con un último toque de cuerno, justo cuando las últimas manadas estaban a punto de huir, unas figuras estilizadas aparecieron por el otro flanco. Un grupo numeroso de sombras se acercó a la batalla, disparando una mortífera ráfaga. Tras ellos, con sus letales ballestas, varios grupos de corsarios y un puñado de jinetes.
Los druchii se movían a gran velocidad, y antes de que las manadas pudieran decidir huir los saurios estaban siendo masacrados por los proyectiles y las espadas druchii. Segundos más tarde los saurios yacían muertos, mientras que las sombras verían veneno en el pozo y los corsarios buscaban amuletos y objetos de valor entre los restos. El shaggoth miraba a los druchii con severidad y recelo. Un líder de los corsarios se acercó a bestia líder, y señaló el collar. Era el trato, los objetos de valor y el collar encantado para los druchii a cambio de ayuda en el ataque.
Sin embargo, los druchii no habían atacado cuando se les ordenó. El líder corsario disponía de pocas tropas y no había refuerzos como para permitirse muchas bajas, por lo que no decidió cargar hasta encontrar a los lagartos suficientemente agotados. El líder de la manada señaló a los muchísimos muertos con gesto severo, el líder corsario con un gesto de superioridad señaló a los saurios muertos. El líder de las bestias golpeó el suelo con un gesto intimidatorio. El líder corsario hizo un gesto con la mano y sus tropas comenzaron a retroceder. El caudillo de las bestias relajó su gesto tranquilo.

¡Halauk! Gritó el líder corsario. Antes de que el grito llegase a los oídos del líder de la manada una miríada de proyectiles atravesaron la gruesa piel del shaggoth, que tras unos tambaleantes pasos cayó al suelo ¡Kelath! Comandó después.
Cuando el caudillo quiso reaccionar los corsarios mataban a las últimas bestias, mientras que los jinetes y las sombras se disponían a cercar su última salida. Desesperado y presa del miedo ordenó la retirada, pero entonces una última lluvia de virotes acabó con todos y cada uno de ellos. El caudillo herido de muerte yacía en el suelo. El líder corsario se acercó a él con paso tranquilo, le agarró por un cuerno levantando un poco su cabeza y dijo “nadie rompe sus tratos con un druchii”, aunque sabía que no entendería sus palabras y con un fuerte tajo seccionó la cabeza del moribundo ser, y cogió el collar encantado como última pieza de su botín.
“guárdala”, dijo lanzando la cabeza a uno de sus corsarios, “será un buen adorno para mi dormitorio”. Con un gesto de su cabeza ordenó volver al navío cerca de la costa.

Please Identificarse or Crear cuenta to join the conversation.

9 años 8 meses antes #53566 por Deril
que chulo :twisted: me encanta el como has puesto a los druchiis ^^

<br>
la cordura es el mas glorioso de los lastres de la razon desagamonos de ella

Please Identificarse or Crear cuenta to join the conversation.

9 años 8 meses antes #53570 por druchii7
he buscado el equilibrio entre oportunismo y sentido común que tienen los elfos oscuros de mi imaginación. nada de heroicidades en plan bretoniano, pero tampoco un sadismo innecesario.

el druchii deja que las bestias se debiliten deliberadamente para evitar que se niguen a entregar el valioso collar. además procuré evitar centrarme demasiado en los elfos oscuros, dado que en un foro de temática druchii los elfos oscuros nos salen por las orejas, por lo que hacer un bestias contra lagartos me parece una buena manera de salir de esa monotonía

Please Identificarse or Crear cuenta to join the conversation.

9 años 8 meses antes #53579 por Deril
amen hermano por cierto habra continuacion

<br>
la cordura es el mas glorioso de los lastres de la razon desagamonos de ella

Please Identificarse or Crear cuenta to join the conversation.

9 años 8 meses antes #53586 por druchii7
se me había pasado por la cabeza, pero de haberla no será una larga continuación. lo bueno si breve dos veces bueno

Please Identificarse or Crear cuenta to join the conversation.

9 años 8 meses antes #53592 por Kalath_el_Negro
Es el relato del que me hablaste??. Porque te ha quedado genial. Y aprovecho para sumarme a la moción y pedir una continuacion, como el ataque de los saurios por venganza (este Mazdamundi) y por quitar el collar a los oscuros...
Salu2

Somos la raza más civilizada del mundo. Tenemos muchas más formas exquisitas de matar que cualquier otra raza.

Please Identificarse or Crear cuenta to join the conversation.

9 años 8 meses antes #53593 por druchii7
bueno, una aceptacion tan elogiosa merece una segunda parte... me pongo con ella

Please Identificarse or Crear cuenta to join the conversation.

9 años 8 meses antes #53597 por Jauguel
Esta muy bien. Me gusta cómo está escrito :lol: Ademas yo tambien me imagina asi a nuestros queridos elfos :wink:

Please Identificarse or Crear cuenta to join the conversation.

Tiempo de carga de la página: 0.764 segundos