^Volver arriba
Get Adobe Flash player

Historia de Drathan Khalek

9 años 4 meses antes #57347 por Drathan_Khalek
No tengo mejor forma de presentarme que con un relato, espero que sea de vuestro gusto.


Drathan Khalek maldijo por enésima vez su suerte, mientras avanzaba jugueteando despreocupadamente con su daga en una de sus manos. La monotonía de los últimos meses en la torre que vigilaba la frontera de los reinos del caos se estaba volviendo insoportable, sentía como su talento y astucia se desperdiciaba día a día en aquel remonto y olvidado rincón de naggaroth. Cansado, se apoyo contra la fría pared de la torre y se quedo observando como ascendía el cálido vapor de su respiración, sus anhelos empezaron a inundar su cabeza, junglas que escondían tesoros, lejanos reinos humanos, fama, gloria, poder........ Él había nacido por y para eso.



El sonido de un cuerno lejano lo despertó de su ensoñacion acompañado del galope de caballos que identifico como los jinetes oscuros, una luz bruja se encendió en lo alto de la torre, conocía perfectamente lo que eso significaba, les atacaban, de hecho había dirigido multitud de suplicas a khaine en los últimos meses para que esto sucediera, dos elfos pasaron corriendo en dirección al patio exterior donde los druchiis empezaban a formar con una disciplina digna de una vida de entrenamiento militar. Drathan sonrió, por fin, por fin podría dar salida a toda su frustración, incluso existía la posibilidad de que alguno de aquellos bárbaros tribales le ofreciera un poco de resistencia, el druchii comenzó a reír, imposible, a pesar de estar condenado en aquella torre perdida el era un maestro con la espada, no tenia nada que envidiar a los nobles elfos ni a los temidos verdugos del rey brujo, el lo sabia y muy pronto aquellos malditos bárbaros serian conscientes de su superioridad en el combate.



Con paso tranquilo atravesó el portón mientras se ajustaba los guanteletes de cuero enano, las tres unidades de lanceros que defendían el paso estaban ya formándose en el patio, mientras el capitán de la torre les gritaba las ordenes, a su vez en las almenas y ventanas de la pequeña fortaleza los ballesteros se apostaban en sus posiciones, incluso desde el patio se podía escuchar el sonido de engranajes y poleas de los dos lanzavirotes destripador que estratégicamente habían sido colocados en lo alto de la torre. Drathan formo con sus compañeros de la segunda unidad de lanceros, ya podía sentir la tensión en su cuerpo, la furia que le inundaba ante un combate próximo y el ansia de derramar sangre, en aquel momento no le importaba estar en aquel lugar olvidado del mundo, no le importaba tomar parte en aquella pequeña escaramuza que nadie recordaría, allí no obtendría ni gloria ni fama, pero eso ahora no importaba, tras meses de espera podría derramar sangre para su satisfacción y por la gloria de su cruel dios.



De pronto alguien lo llamo sacándolo de nuevo de sus pensamientos, era el capitán de la guardia.


- No, hoy tu no- y diciendo esto le señalo las almenas de la torre


No podía ser, meses esperando, meses suplicando al señor del asesinato por un combate y ahora que lo tenia solo podría disparar a sus enemigos desde la distancia con una ballesta, no había honor en ello, no había gloria en abatir a los enemigos desde la distancia, no podría descuartizarlos con su draich en la batalla y ofrecer la sangre de los caídos a Khaine. La decepción y el pesimismo volvieron a apoderarse del druchii, mientras entraba de nuevo en la torre y se dirigía a las escaleras de caracol rió amargamente, al menos –penso- tal vez sin mí, esos bárbaros consigan llegar hasta aquí.


Drathan Khalek tomo una ballesta de repetición y virotes suficientes como para acabar el solo con toda la incursión, tal vez no derramaría sangre en el combate, pero mataría a todos los enemigos posibles al menos así, se divertiría un rato con aquellos humanos. Se situó en el puesto que le había ordenado el capitán, aquel inepto noble desterrado a aquel puesto avanzado que era incapaz de ver su talento y lo menospreciaba mandándole dentro de la seguridad de la torre, a disparar como un cobarde. El elfo se preparo, estaba en el piso que guardaba el acceso a lo alto de la torre donde la llama bruja seguía ardiendo avisando así a las atalayas druchis mas próximas de la incursión. Desde la ventana en la que se había situado, podía oír como las dotaciones de los dos lanzavirotes se esforzaban en los preparativos y cálculos para descargar su mortal carga sobre los enemigos del rey brujo.


El oscuro se asomo desde su posición y miro a sus compañeros del patio exterior, la furia y los celos le invadían por su mala suerte y lleno de odio apunto al pecho del general druchii, los cinco elfos que compartían aquel habitáculo con el se volvieron sorprendidos pero no reaccionaron. Drathan estuvo tentado de acabar con aquel que le había despojado de la batalla, pero luego bajo el arma y se calmo, respiro profundamente y se apoyo en la ventana mirando hacia el horizonte, suspiros de alivio se escucharon en la habitación de la pequeña torre. En ese momento el grupo de jinetes oscuros irrumpió en el patio, eran los exploradores de la torre que regresaban de su reconocimiento para la batalla, ellos habían tocado el cuerno para avisar del inminente ataque al puesto avanzado y ya tomaban posiciones en un flanco de los lanceros.


Aquel pequeño puesto fronterizo con los territorios del caos, defendía un paso natural entre ambas tierras, se trataba de un valle rodeado de oscuras montañas, donde pequeños pinares salpicaban el paisaje, y un serpenteante riachuelo negro bajaba desde una ladera y se colaba por la salida del valle en dirección al reino de los elfos oscuros, precisamente esta era la ruta que los guardianes de la torre tenían el deber de defender. La fortaleza se alzaba estratégicamente en un montículo natural próximo a la abertura del valle por donde el río se escabullía.


En la pequeña habitación los 6 ballesteros tomaron posiciones y cargaron sus armas, los 6 se quedaron en silencio y esperaron. Solo se escuchaban las ordenes del capitán en el patio de armas y el aullido del frío viento del norte. De repente algo se movió en una de las arboledas del lado opuesto del valle, allí estaban por fin. Drathan sintió como su pulso se aceleraba, a pesar de que el combate le había sido negado no podía evitar la emoción de ver a sus enemigos, la luz de las lunas iluminaba el valle en aquella noche de primavera, además la nieve reflejaba la tenue luz y otorgaba a los elfos apostados en la torre y a sus ballestas una clara visión del entorno. Poco a poco el enemigo se fue haciendo mas visible, varios grupos de bárbaros salieron de la arboleda, entre ellos se podían distinguir varias figuras mas corpulentas, pertenecientes sin duda a los temidos guerreros del caos.



Drathan percibía algo extraño en el ambiente, aquel pequeño contingente estaba envuelto en una magia ancestral que le hablaba de polvo y de muerte esta energía variaba de la magia pura del caos, el era un elfo y podía notarlo, así como un hombre podría distinguir entre los diferentes tonos de un color. El ejercito rival empezó a avanzar mientras los lanceros druchii formaron fuera de la fortaleza en espera del inminente combate. La estrategia era clara los lanceros esperarían a las puertas de la torre mientras los ballesteros y los lanzavirotes diezmaban al enemigo en su avance, por su parte los jinetes se alejaron hacia uno de los laterales del valle para realizar un ataque por el flanco enemigo. Drathan observo al ejercito rival, había algo distinto en aquel contingente, no avanzaron a la carrera como solía ser habitual en aquellos bárbaros sedientos de sangre, de hecho, se movían con lentitud, y había algo mas, algo que incluso inquieto la oscura alma del druchii, no emitían ningún sonido, no había ni gritos tribales, ni entrechocar de armas con escudo. El elfo estaba sorprendido no era la actitud habitual de aquellas bestias, trataba buscar alguna pista, cuando escucho como se tensaban los mecanismos de los lanzavirotes, y la dotación los orientaba mediante cálculos de balística, de repente un chasquido y los virotes salieron disparados, hacia la masa central del la incursión del caos que aun estaba saliendo de la oscura arboleda, dos de ellos impactaron de lleno en los cuerpos de los bárbaros ensartando a varios y arrastrándolos de nuevo a las sombras de los oscuros pinares, los demás se perdieron a escasos metros de alturas. Desde el contingente druchii se elevaron gritos de alegría. Incluso Drathan sonrío.


El ejercito del caos prosiguió con su lento avance, aun era imposible calcular su envergadura, 2oo tal vez mas, frente al escaso centenar de defensores, los lanzavirotes volvieron a hablar,atravesando de nuevo las filas enemigas


-A este paso - pensó Drathan- pocos llegaran al combate.


Quedaban pocos metros para que los humanos entrasen en la línea de alcance de las ballestas, así que ágilmente los druchii apoyaron las ballestas en sus hombros e inclinaron la cabeza para apuntar a sus enemigos, no podían ser muy precisos desde aquella distancia pero igualmente la lluvia de muerte que desatarían ocasionaría muchas bajas. El elfo oscuro se centro en un objetivo, un bárbaro que se movía torpemente entre sus compañeros, pero inmediatamente su atención se vio dirigida a una escena que se daba lugar a escasos metros, uno de los virotes había atravesado a 3 bárbaros y los había arrastrado hasta clavarlos en el suelo, los bárbaros engarzados en el virote no paraban de moverse e intentar levantarse a pesar de que sus heridas les deberían haber matado casi al instante. Drathan no daba crédito a lo que veía, sabia que el caos otorgaba poder y mutaciones a sus seguidores pero aquella resistencia era impensable. El elfo sacudió la cabeza, como él podía dejarse impresionar por la escoria humana, no, el mismo los mataría con sus propias manos si fuera necesario y cuando estuvieran frente a el ningún don del caos les salvaría.


Como respondiendo a una orden invisible todos los ballesteros apostados a lo alto de la torre dispararon sus ballestas de repetición, decenas de oscuras saetas volaron desde las almenas para encontrarse con los cuerpos descubiertos de los bárbaros derribando a docenas de ellos.

Please Identificarse or Crear cuenta to join the conversation.

9 años 4 meses antes #57362 por nazgul
para empezar bienvenido, y la historia no esta nada mal aunque talvez deberias haberte estendido un poco con mas lucha y eso

Please Identificarse or Crear cuenta to join the conversation.

9 años 4 meses antes #57363 por Tulark
Bienvenido Dartañan! digooo Drathan!

Please Identificarse or Crear cuenta to join the conversation.

9 años 4 meses antes #57365 por Wilhelm
Bienvenido ;). Tienes un post de presentaciones AQUI

Please Identificarse or Crear cuenta to join the conversation.

9 años 4 meses antes #57408 por Karandron
Vaya presentacion 8O . Voy ha tener que hacer una presentacion igual yo me ha dado mucha envidia.
Bueno bienvenido :wink:

En el dolor hay vida. En la oscuridad, fuerza infinita.<br><br>Si quieres la paz, primero trendras guerra.

Please Identificarse or Crear cuenta to join the conversation.

9 años 4 meses antes #57464 por Drathan_Khalek
Bueno, gracias por los comentarios, en realidad esta es la primera parte, tengo un par mas escritas y que pronto colgare, espero que os guste por que se que son textos largos.

Please Identificarse or Crear cuenta to join the conversation.

Tiempo de carga de la página: 0.174 segundos